Seleccione Idioma

El sector de vivienda busca garantizar la calidad de vida de los hondureños. La demanda de vivienda en Honduras ha sido determinada por la interacción de distintas variables: el crecimiento poblacional y la formación de nuevos hogares, la inmigración de familias hacia las ciudades y la distribución de ingresos, entre otros. 

El acceso a vivienda es una necesidad y podría ser la inversión más importante del núcleo familiar, es así que se incorpora como estrategia para la reducción de la pobreza.

La población de Honduras está constituida por 8,576,500 personas (año 2015), con una de las más altas tasas de crecimiento de Latinoamérica. Como podrá observarse, el sector de vivienda no ha sido desarrollado del todo, siendo accesible únicamente para un pequeño porcentaje de habitantes, es por esto que en los últimos años el Gobierno de la República ha buscado diseñar una serie de estrategias y programas que contribuyan a frenar el déficit habitacional. Dentro de los servicios que se busca dar está: la construcción de viviendas, el mejoramiento de viviendas existentes y el acceso a servicios básicos (agua, electricidad).

En Honduras el rubro se caracteriza de la siguiente manera: del total de apartamentos construidos el 87% son alquilados y del total de casas construidas el 67% son para uso personal. Esto nos muestra el dinamismo del sector y las oportunidades de Mercado cada vez más prominentes gracias al desenvolvimiento positivo de la economía.

El Gobierno de la República de Honduras ha puesto como uno de los sectores prioritarios la vivienda social, con ello se busca dinamizar el sector de construcción, incrementar las oportunidades de empleo, mejorar el clima de negocios e inversión del sector y a su vez, brindar un nivel de vida digno a sus habitantes.

Institucionalidad




quienes somos 2

 
 

En Consejo de Ministro se aprueba en mayo de 2014 la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (CONVIVIENDA) como una entidad desconcentrada de la Presidencia de la República, de interés público y cuyo fin es la aplicación de la ley del Fondo Social de Vivienda (FOSOVI).

En ese sentido, CONVIVIENDA nace con el fin de crear e implementar la política Nacional de Vivienda, de igual manera, que vela por que se cumplan cada uno de los programas y proyectos en tiempo y forma como se han previsto.

El Objetivo General del Programa es mejorar las condiciones de vivienda y de hábitat de las familias hondureñas de ingresos bajos y extrema pobreza.  CONVIVIENDA cuenta con los siguientes tipos de bonos:    

Bono ABC: Está dirigido a las familias con ingresos mayores de ½ salario    mínimo a 4 salarios mínimos. Sus modalidades son: mejoras de vivienda; adquisición de vivienda nueva; construcción de vivienda en lote propio; compra de lote y construcción de vivienda simultáneo; liberación de lote y construcción de vivienda simultáneo.

Bono Vida Mejor: Está dirigido a las familias con ingresos de 0 a ½ salario mínimo, incluye modalidades de construcción de vivienda nueva y mejoramiento de vivienda.

Bono ABA: Es el bono que promoverá la ejecución de desarrollos de vivienda social bajo la modalidad de arrendamiento financiero con opción a compra o mediante la modalidad de crédito hipotecario.

Bono Sector Maquila: Este es un programa que tiene por objeto apoyar a los trabajadores del sector industrial maquilador del país, busca mejorar su calidad de vida mediante la adquisición de vivienda en lo proyectos certificados de CONVIVIENDA, según lo resuelto en el “acuerdo para la promoción de la inversión, protección del empleo, la salud y el acceso a la vivienda de las y los trabajadores del sector textil maquilador hondureño”.

Apoyo Financiero al Desarrollador: El Apoyo Financiero al Desarrollador (AFD) es un programa de carácter temporal para las primeras diez mil (10,000) viviendas de proyectos certificados por CONVIVENDA que cumplan con los requisitos, ofreciendo un capital semilla a los desarrolladores, Asignando de manera anticipada los recursos del Bono Habitacional a las familias beneficiarias y un aporte adicional para infraestructura, que será reintegrado al momento del redescuento. Este programa estimula la construcción de vivienda, dando como beneficio consecuente La generación de empleo y la dinamización el sector.